Una alternativa

El proyecto Fiare de Banca Ética lleva desarrollándose desde el año 2003. Impulsado inicialmente por la Fundación Fiare desde Euskadi, es hoy una realidad en marcha que, a cierre de 2011, ha sido capaz de reunir ahorro por valor de más de 30 millones de euros, y ha concedido financiación a más de 150 proyectos sociales por un valor superior a los 27 millones de euros.

fiareFiare es un proyecto de alternativa económica que desarrolla la actividad de ahorro y crédito de una forma completamente distinta a la que se puede encontrar en las entidades financieras tradicionales. Pero es mucho más que eso. Es una propuesta de agregación ciudadana que se construye sobre la base de una extensa red de personas y organizaciones de la sociedad civil.

Hoy son más de trescientas las organizaciones promotoras que se han vinculado jurídicamente proyecto, a través de nueve redes territoriales y una sectorial, extendiéndose prácticamente por todo el territorio del estado. Es una red de redes que posee su mayor fortaleza en el intercambio de saberes, recursos y capacidades que, en un contexto cooperativo denso, ofrecen todas estas organizaciones promotoras y que ha hecho posible llegar al punto de sostenibilidad económica sin menoscabar su autonomía al no recurrir a inversores empresariales o institucionales. Su base social la completan más de dos mil quinientas personas que han suscrito participaciones sociales por valor cercano a los tres millones de euros en todo el estado.

Fiare es alternativa económica porque es una iniciativa de carácter esencialmente no lucrativo, al no contar en su estructura de propiedad con inversores que acuden al proyecto movidos por el retorno económico en interés propio. Los niveles salariales se encuentran asimismo en los límites habituales de las empresas de la economía solidaria, limitando actualmente el ratio de su escala a 1:2. La operativa financiera muestra asimismo importantes elementos de alternativa, entre los que cabe destacar:

  • La restricción de los ámbitos de financiación al apoyo mediante el crédito de proyectos de regeneración social. En concreto, proyectos orientados a la lucha contra la exclusión, la cooperación al desarrollo, la agroecología y el trabajo cultural por la transformación en valores.
  • Un información transparente de todo el circuito del dinero, ofreciendo en su web (www.proyectofiare.com) el listado completo de proyectos financiados
  • Productos de ahorro que ofrecen la posibilidad de dirigir el interés generado hacia la intermediación financiera de personas y organizaciones especialmente vulnerables, que no pueden obtener el reconocimiento a su derecho al crédito en la banca tradicional.

Más allá de la operativa financiera, la propia estructura social de Fiare busca una participación intensa de la base social, articulándose en grupos locales y redes territoriales que buscan mantener a las personas y organizaciones pegadas al proyecto.

El Eje cultural y el Eje económico: transformar valores

Fiare entiende que una de las claves para su desarrollo es afrontar un trabajo cultural intenso que trate de mostrar la gran importancia que tiene hoy en día generar en nuestras sociedades del Norte otros modos de hacer economía que impliquen de manera directa a la ciudadanía, como agentes activos y responsables en la construcción de sociedades justas. El proyecto Fiare pretende precisamente canalizar esa participación hacia la consolidación de alternativas (en el ámbito financiero en este caso).

Nos propone, por lo tanto, mucho más que “ser clientes”, dar un paso más, entendiendo que no es suficiente con declarar la necesidad de hacernos conscientes y asumir las consecuencias de nuestras opciones de consumo. Es imprescindible asimismo contribuir a generar proyectos de acción colectiva que canalicen la indignación y desencadenen gérmenes de alternativa que vayan desarrollándose a medida que más y más personas y organizaciones se incorporan al proyecto. La dinámica de desarrollo y la propia lógica de construcción del Proyecto Fiare responden precisamente a esa estrategia, en la que el trabajo cultural, de intercambio de saberes y recursos resulta de gran valor.

Claves para la sostenibilidad

Son muy variadas las formas de participar activamente en la construcción de Fiare. Al tratarse de un proyecto de contenido esencialmente económico, existen una serie de condicionantes para su sostenibilidad que surgen precisamente de esa actividad económica. En estos momentos, el más importante es el reforzamiento del tejido social vinculado al proyecto, tanto desde el punto de vista organizacional como personal. El volumen de capital social que Fiare posea es una condición crítica para sus posibilidades de sostenibilidad a futuro. Por eso, suscribir participaciones (desde un mínimo de 300€ para personas físicas y 600€ para organizaciones sociales) es una de las maneras en las que claramente se está apoyando al proyecto.

fiare barcelonaEsta suscripción de capital integra a la persona o entidad socia en el mismo corazón del proyecto, y su participación puede desde ese punto desarrollarse de diversas maneras. Una muy importante por la propia estrategia de articulación de Fiare es la participación en la consolidación de grupos locales de personas socias. Son grupos voluntarios que dinamizan la implantación del proyecto, especialmente su dimensión cultural, en un entorno determinado y constituyen uno de los elementos más innovadores y dinámicos de Fiare. Tenemos ya más de treinta grupos locales activos y en noviembre de 2010 reunimos en Durango (Bizkaia) a más de cien representantes de estos grupos.

Encuentro de representantes de grupos locales

Trabajar como cliente de ahorro, especialmente con aquellos productos en los que la cesión de intereses permite a Fiare afrontar actividad de crédito en contextos de alta vulnerabilidad, es otra de las formas de participar. Este producto de ahorro, que llamamos libreta redes, es suscrito hoy en día por una de cada cuatro personas ahorradoras y supone una herramienta de gran valor social para el conjunto del proyecto.

Finalmente, merece la pena recordar que Fiare no crece en el sentido más capitalista del término. No se implanta con fuertes inversiones, ni desarrolla una estrategia de marketing orientada a ese crecimiento. Fiare se va implantando mediante una estrategia de círculos concéntricos, sobre la base de la legitimidad que le otorga la prescripción positiva que del proyecto hacen las personas y organizaciones implicadas. Dar a conocer Fiare, es una aportación muchas veces intangible, pero vital para su consolidación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *