Cuando la educación formal se vuelve informal

Cuando llegué al IES a trabajar en el Proyecto de Integración de Espacios Escolares, hace ya unos diez años, me encontré con el reto de hacerme un hueco entre profesorado, equipo directivo, departamento de orientación, y cómo no ¡conserjes y limpieza! Un hueco que antes este proyecto no tenía, al menos en mi Instituto.

Yo era la “monitora” del PIEE y apenas me hacían caso en las propuestas de trabajo, se me consideraba a efectos laborales como ajena al centro y yo, mientras, defendía mi Diplomatura en Magisterio, mi TASOC y mis cursillos con uñas y dientes: ¡que no soy monitora!, ¡que quiero trabajar con vosotros/as!

Que una misma profesional eche raíces en su puesto es lo más beneficioso que le puede pasar a un proyecto socioeducativo. Ahora soy la educadora social, que se encarga del PIEE y organiza las actividades, sí, pero también la que se coordina con profesores/as, psicopedagogos/as, trabajadores/as ...

Sigue leyendo