Presente y futuro de la participación juvenil

Con el interés que tienen muchas administraciones públicas, la participación juvenil ni tiene presente ni futuro (el pasado tampoco fue nada del otro mundo).

Fomentar la participación no es ofrecer un tropel de actividades sin sentido para  hacernos fotos, ni charlas en institutos para aburrir a las ovejas, ni discursos vacíos que a nadie interesan. Significa promover y apoyar, sean asociaciones o no, para que los y las  jóvenes se organicen y hagan aquello que les gusta o motiva, creando cauces y espacios diversos ajustados a sus necesidades y a los tiempos que corren; motivando a que quieran participar, a que nadie les corte el rollo para que puedan llevar a cabo sus ideas, y promoviendo acciones para que sepan cómo hacerlo. Participar para ser personas más autónomas, críticas e interesadas por lo que les rodea. Quizás, por esto, no interese demasiado. Los medios de comunicación tampoco ayudan.

Hay en nuestro país múltiples experiencias llevadas a cabo por administraciones que sí se lo creen, por organizaciones y profesionales que están demostrando que es posible trabajar la dinamización de los y las jóvenes a través de metodologías participativas, pero carecen de visibilidad. Parece que importa más una actividad puntual de la que nadie recordará nada unos  días después de celebrarse que todo un proceso de aprendizaje. A veces pienso que la única manera de que estas iniciativas salgan en prensa es que algún participante se abra la cabeza o exista alguna polémica o pelea, seguro que ahí sí que acuden raudos a sacar unas fotos para primera página.

Por eso creo importante la utilización de redes sociales, es la única herramienta que tenemos a nuestra disposición para difundir lo que hacemos y que el mayor número de gente pueda enterarse que es posible trabajar con jóvenes de otra forma. Nuestra labor es seguir intentándolo, también la tuya que estás leyendo estas líneas. Además, que no te engañen, es muy divertido y gratificante. Compruébalo y luego me cuentas.

Juan F. Berenguer

@trabaconjovenes

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *