José González Pérez, Activista LGTBI: Vivir una VIH-DA digna

Un año más, diciembre se abre paso haciendo memoria por las muertes a causa del SIDA pero también a causa de la falta de responsabilidad y la homofobia propia de tantos gobiernos a lo largo de la historia.

Por otra parte, toca celebrar, con las convenientes precauciones, los avances científicos que han permitido un progreso en la calidad de vida de las personas que viven con el VIH y hacer de este una enfermedad crónica más que mortal. Ahora bien, que las celebraciones no impidan la necesaria reflexividad por las características actuales del escenario político y social en el que vivimos.

Lo cierto es que a medida que la esperanza de vida aumenta en las personas seropositivas, también la tasa de infecciones con una importante incidencia entre los hombres que tienen sexo con hombres por una reducción de la percepción del riesgo.

omsida3Esto último es alarmante si lo analizamos en el marco de una política neoliberal de reducción del gasto social, entre otros aspectos, imperante en España. El tijeretazo en prevención, la inversión en I+D+I así como la des-regulación de las relaciones laborales y el aumento de las agresiones al colectivo LGTBI forman un conjunto de elementos que, si se asientan y aceleran, podrían desmantelar todo el entramado que, hasta ahora, ha logrado dignificar la vida de muchas personas.

Claro está que la amnesia es muy peligrosa, pero tanto como los gestos vacios que existen cuando la política se limita a la pose del lazo rojo.

Al recuerdo le debe acompañar la política real, aquella que haga viable cuestiones tan básicas recogidas en la Constitución de 1978 y que, en su conjunto, suponen reconocer el derecho a una vida digna. Este objetivo, central de toda sociedad democrática, parece baladí si se articula y asienta un escenario social y político desde la austeridad y el conservadurismo tan poco amigo de las cuestiones sexuales.

El tejido asociativo siempre ha desvelado la hipocresía aludida, a través de tantos medios, como también ha cumplido un papel crucial a la hora de lograr, diseñar y ejecutar tantas y tantas políticas contra el VIH y contra la discriminación que tanto peligran hoy en día.

El mensaje sigue presente gracias a los colectivos sociales pero, aunque no se escuche tantos en los medios, no se limita solo a prácticas simbólicas sino también a la urgente necesidad de una vida digna.

Por otra parte, el Consejo de la Juventud de España sigue defendiendo y fomentando el uso del preservativo como método más eficaz para prevenir el SIDA.

omsida2Así, el CJE reclama mayor inversión para facilitar el acceso de la gente joven a este método preventivo y un giro total en las políticas sanitarias, caracterizadas a día de hoy por los recortes y la desarticulación de planes, programas, tratamientos y servicios que trabajan en este ámbito. Asimismo, el CJE denuncia que los recortes en I+D+i imposibilitan los avances científicos necesarios para mejorar la calidad de vida de las personas con VIH.

Otro punto clave es, según el CJE, son los servicios de diagnóstico rápido que son cruciales para mejorar la vida de estas personas y que, junto con las campañas de prevención, son fundamentales para frenar la prevalencia del virus. En relación a este aspecto, el Consejo de la Juventud de España, denuncia la discriminación y exclusión que siguen sufriendo multitud de personas que viven con el VIH.
Prueba de ello son las restricciones para entrar en muchos países del mundo o la estigmatización del colectivo LGTB a la hora de donar sangre, incluso en países de la Unión Europea, discriminación que ha sido avalada por el Tribunal de Justicia de la UE.

Toda esta situación lleva al Consejo de la Juventud de España a apoyar a las entidades del sector en su demanda de un Pacto de Estado frente al VIH-SIDA que blinde una serie de medidas para prevenir el aumento de las infecciones, para garantizar los servicios sanitarios públicos y para impedir la discriminación que sufren quienes viven con el virus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *