El Consejo visita Azajer

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl dieciocho de febrero de este año a última hora de la tarde, nos acercamos a conocer el trabajo que está realizando Azajer en Zaragoza y sobre todo a conocer a los jóvenes que lo integran para ser altavoz de su lucha y sus preocupaciones.

Cuando llegamos a la sede de la calle Arias en las Delicias, preguntamos por José Vicente, (Director terapéutico) al que conocimos en el CJZ de modo más cercano en todo el proceso de protesta por los recortes de los presupuestos del Ayuntamiento de Zaragoza en 2009 en materia de Juventud y Acción Social y en el movimiento “No a Gran Scala”; enseguida salió a recibirnos cariñoso y correcto, como siempre, y tras explicarnos que llegábamos justo con todas las aulas llenas, nos acomodó en una sala y fue animando a jóvenes, usuarios y familiares, para que vinieran a conversar con nosotros, lo que ya anticipo, fue una experiencia muy positiva y enriquecedora para todos los que estuvimos allí.

¿Qué es AZAJER, cómo nace?

Eso mejor que conteste José-Vicente, bromean… “se define como la asociación de Zaragoza de Jugadores de azar en rehabilitación, aunque yo me marcho (comenta José-Vicente) para que habléis sin tapujos”. No sólo trata problemas con el juego sino también con otras dependencias; drogas, alcohol, compra compulsiva… “aunque todo está relacionado”, puntualiza uno de los asistentes, “lo uno lleva a lo otro y entras en una rueda de la que es complicado primero darte cuenta de que estas en ella y después intentar hacer algo por salir”, “además el problema no son las adiciones, estas son las consecuencias de problemas personales que no eres capaz de afrontar, lo otro sólo es una vía de escape”, todos asienten ante este comentario, el ambiente se relaja y comenzamos a entablar una charla animada y fluida.

Azajer trabaja mediante terapias de grupo, a través de las problemáticas vividas por cada participante, lo que les ayuda a sentirse identificados en muchos aspectos y a compartir sus circunstancias, y dirigida por profesionales que en su momento vivieron experiencias similares y eso les llevó a querer ayudar a los demás, “que los terapeutas sean enfermos rehabilitados es fundamental para mí” comenta uno de los jóvenes, porque comprenden perfectamente por lo que están pasando y lo que cuesta su lucha personal.

El trabajo se realiza contando mucho con el entorno personal, familia, amigos, la pareja… es fundamental en el día a día, Azajer se identifica hoy por hoy como un centro polivalente para todo tipo de adiciones y desde Junio de este año se cataloga como centro asistencial.

¿Cómo contactasteis con Azajer?

“La gente entra forzada por las circunstancias”, “yo lo busqué en las páginas amarillas” comenta la esposa de un usuario, Zaragoza es una ciudad pequeña y funciona el “boca a boca”, “hay amigos que te informan de que existe esto y cuando tocas fondo sabes que necesitas ayuda”.

Todos están de acuerdo en que el sistema de Seguridad Social no ofrece un servicio así, no sólo se trata de la terapia, se potencia el tratamiento “humano” frente al médico, para ellos es mucho más, se movilizan contra Gran Scala, asisten e imparten conferencias, realizan mesas de trabajo sobre las adiciones etc. y aunque trasmiten que se sienten parte de un proyecto común, “como una familia”, reclaman que “la Administración pública tendría que estar ahí”, “a mi la terapia me cuesta 130 euros/mes, y es lo mejor que me ha pasado en la vida, antes eso era lo que me gastaba en dos gramos de cocaína”.

Afirman que en las terapias se ayudan unos a otros, los que llevan más tiempo se identifican lo que ya pasaron cuando ven otro compañero hablar con recelo y asumir su dependencia en las primeras sesiones, cada uno viene con una experiencia diferente, carencias afectivas desde la infancia o sobreprotección, maltratos e incluso abusos, vivencias familiares de dependencias en los progenitores que aunque intenten evitarlo, “se tiende a repetir actitudes, no afrontas la situación”, “aquí viene gente infeliz que quiere dejar de serlo y se consigue”, nos comenta una de las jóvenes con total convencimiento.

¿Qué os parece Gran Scala?

La Ley del Juego en Aragón no permite un Gran Scala, pero si hace falta la cambiarán para poder construirlo ya que hay intereses económicos importantes. “Nosotros intentamos luchas para sensibilizar a la gente de que la ludopatía es una enfermedad… y ¿nos ponen esto?”, además de las muchas razones personales que encuentran ven incongruente que edifiquen este proyecto en el desierto de los monegros cuando Aragón tiene el problema del agua, “vendrá un público muy poco deseable”, “es patético que para estar con la familia o pasar un fin de semana agradable haya que ir a un sitio de estos”. Vamos a encontrar juego junto con niños en un parque temático, no existe control y en muchos casos ni autocontrol, sólo empeorará el problema existente.

¿Cómo viven los jóvenes las situaciones de adicción en nuestros días? ¿Creéis que hay suficiente información?

Cuando estás con tus amigos lo simplificas todo “vamos un poco mal, pero controlando”, no tienes miedo, no hay sentido de la responsabilidad y hoy se vende droga hasta en el colegio, el porro es hoy lo que era el tabaco, “en los setenta era una rebeldía contra la vida del momento, hoy creo que los jóvenes lo hacen por moda lo tienen habituado” comentan “no se ve más allá del verano que viene”.

La información que dan en televisión es un claro “lavado de cara de los políticos”, pero eso no se transforma en políticas dirigidas a erradicar el problema, a prevenir a la sociedad… y más cuando hay intereses económicos y un claro ejemplo es Gran Scala, “como madre pienso que la educación es fundamental y en estos temas hoy en día aún no hay la suficiente, si en lugar de cerrar puertas a los jóvenes se las abrieran…”.

“Algo pasa en las vidas de los que están a gusto borrachos o drogados todos los fines de semana”

Desde el CJZ estamos muy sensibilizados por la promoción del asociacionismo entre los jóvenes y por desmitificar el ya anticuado eslogan de que a los jóvenes no nos importa nada… ¿pensáis que los jóvenes sí nos movilizamos? Y… ¿lo hacemos desde el asociacionismo?

“Así como otras patologías dan pie a un sentimiento unitario o por decirlo de otra manera se “consumen en sociedad” (drogas, alcohol…), hay otras como el juego que rompen la relación con el mundo para estar en solitario en el juego así que para los ludópatas es difícil movilizarse desde el asociacionismo porque en nuestras vidas tendemos a aislarnos”, es posible que esa misma tendencia solitaria nos anime poco a estar presentes en más actividades sociales, así que para nosotros la movilización de este año en el día de San Valero fue una grata sorpresa ya que acudimos prácticamente todos, (se refieren a la protesta que protagonizamos las entidades Juveniles y de acción social, convocadas por el CJZ contra el recorte presupuestario del ayuntamiento de Zaragoza en 2009 en materia de juventud y acción social).

“La sociedad no ha promovido que los jóvenes nos movilicemos, lo único que te inculcan es competitividad, mientras que otras facetas como la participación social se ha dejado de lado, como afectado te queda la sensación de que nunca me han escuchado, y permanece el que si nunca lo han hecho por qué lo van a hacer ahora”.

“Es posible que los jóvenes nos tengamos que implicar más en este proceso de cambio que estamos haciendo entre todos. Esto es lo más importante y significativo, más incluso que nuestro propio proceso de cambio, el objetivo final es que cada uno sea dueño de su propio destino, de cómo quiere vivir su vida”.

Estamos tan a gusto escuchándoles que no nos damos cuenta de que hace rato se ha hecho de noche, “habrá que ir terminando chicos” nos dice una mujer tras abrir la puerta de la habitación y los siete nos miramos pensando qué hora es, “estoy como en la terapia, se me ha pasado el rato volando” comenta uno y asentimos todos, bueno para terminar decirnos cómo calificáis vuestra pertenencia a Azajer y aprovechar que estamos solos para ser sinceros (bromeamos ya casi entre amigos)… nos reímos todos pero enseguida cambian de actitud y hablan casi emocionados… “Es lo mejor que me ha pasado, lo mejor que he hecho hasta ahora”… “igual que me han ayudado a mí quiero ayudar yo”… “es una terapia muy buena e intensiva, la única de estas características en Europa”… “lo bueno de esta asociación no es sólo la terapia, sino la relación que se establece entre sus participantes”…“los jóvenes de aquí tienen mucho valor y mucho que decir”.

Nos despedimos, les agradecemos enormemente la tarde que hemos pasado juntos, su sinceridad, espontaneidad… nos invitan a volver siempre que queramos “aquí tenéis las puertas siempre abiertas”…
Camino del autobús estamos emocionados, Diego, Alberto y yo no dejamos de compartir todo lo que nos han trasmitido y cómo nos ha calado, “ha sido un acierto venir a conocerlos más de cerca”, “realmente son muy valientes en su lucha”, “de primera mano no se ve tan lejano todo lo que concierne a estas dependencias, estamos en el barrio de las Delicias, somos cualquiera de nosotros”…

En 2006 (último dato facilitado por la Comisión nacional del Juego) cuantifican la cifra de dinero jugado por los españoles en 29.182 millones de Euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *