El Consejo opina: Jóvenes y empleo

Cuando hablamos de empleo, no podemos obviar nuestra situación actual que viene marcada por una alta tasa de desempleo para todos los trabajadores, pero que se nota más en los jóvenes porque a la hora de despedirnos sale más barato, ya que la mayoría o no tenemos contrato o disponemos de un contrato basura que se puede rescindir casi sin indemnización para el trabajador.

Para conocer esta situación de primera mano, hemos realizado cuatro preguntas a jóvenes trabajadores que están afiliados a las secciones juveniles de los tres sindicatos que forman parte del Consejo. Esto es lo que nos han contestado:

ccoo

¿Creéis que los jóvenes podemos acceder al mercado laboral en condiciones de igualdad?

Todos los indicadores dan cuenta de la sistematización de la precariedad laboral de la juventud española arrojando cifras alarmantes sobre la situación sociolaboral de los jóvenes. Desde el punto de vista laboral, estos jóvenes experimentan trayectorias laborales reversibles, en las que se produce una entrada y salida del mercado de trabajo, combinadas con procesos de formación, que se caracterizan por situaciones intermitentes de paro y empleo temporal, una fuerte rotación laboral y una ausencia de estabilidad en empleo. El elevado nivel de temporalidad del empleo, que se dispara al 43%, unido a unas condiciones laborales precarias (bajos salarios, inadecuación entre la formación adquirida y la actividad realizada o irregularidad en la jornada de trabajo) son los obstáculos que se encuentra la juventud a la hora de acceder al mercado laboral. Cabe resaltar asimismo que la precariedad laboral de los jóvenes no se limita única y exclusivamente a la temporalidad del empleo, sino que también tiene una relación directa con el valor social del trabajo y la posibilidad de abordar el proceso de emancipación, así como el ejercicio de otros derechos de ciudadanía social.

¿Véis en la educación un complemento, un fin o un medio para acceder al mercado laboral?

El sistema educativo permite la adquisición de competencias profesionales que te capacitarán para desempeñar una ocupación, al igual que te dará acceso a mejores oportunidades de empleo y te facilitará la promoción profesional.
Pero además de esta formación reglada, se hace necesaria una formación continua durante toda la vida, al igual que el reconocimiento de la experiencia laboral a efectos de titulación.

¿Creéis que el problema de los jóvenes y la falta de empleo es anterior a que se comenzara a hablar de la crisis?

La sistematización de la precariedad laboral de la juventud española, ha estado presente tanto en situaciones de bonanza económica como en el marco de una crisis como la que estamos sufriendo actualmente.
La constatación del aumento de las tasas de desempleo juvenil y del tiempo de espera entre el abandono o la finalización de la escolarización y la inserción profesional plena de los jóvenes fue uno de los hechos sociales más relevantes de la época de los 70.
Una de las causas principales de la falta de empleo es la escasa cualificación de los trabajadores y trabajadoras y la tradicional carencia de una Formación Profesional sólida y social y académicamente prestigiada, al igual que por la persistencia de un elevado nivel de temporalidad del empleo en el mercado de trabajo español, que además constituye un rasgo característico de los jóvenes en su relación con el mercado laboral.

¿Qué soluciones plantean vuestro sindicato para reducir el paro entre los jóvenes?

CCOO considera determinante proponer:

● Establecer dispositivos específicos y especializados de orientación laboral para los grupos de jóvenes con especiales dificultades de acceso al mercado laboral.
● Vincular más y mejor el sistema educativo al sistema productivo.
● Regular el procedimiento para el reconocimiento de la experiencia laboral a efectos de titulación.
● Desarrollar la regulación de los certificados de profesionalidad.
● Impulsar una red pública de centros integrados de FP.
● Potenciar los Programas de Cualificación Profesional Inicial, asegurando una oferta suficiente.
● Diversificar la oferta de ciclos de grado medio de Formación Profesional.
● La puesta en marcha de medidas para atajar el alto nivel de abandono escolar.
● Potenciar las medidas de apoyo a la estabilidad del empleo que permitan reducir la temporalidad, mediante el establecimiento de bonificaciones de las cuotas a la Seguridad Social.
● Mejorar los servicios de orientación e información profesional y potenciar su presencia en los centros escolares, sobre todo en los cursos finales de cada ciclo educativo.
● Luchar contra la precariedad laboral de los jóvenes, atendiendo a todos los elementos que la conforman. En suma, promover la igualdad de trabajo en el empleo y las condiciones laborales para impedir que se asiente la idea que la precariedad de las condiciones laborales es algo “natural” e “inevitable” en los procesos de transición profesional de los jóvenes.

 

ugt

¿Creéis que los jóvenes podemos acceder al mercado laboral en condiciones de igualdad?

La respuesta es no. Los jóvenes de Zaragoza, como el conjunto de los jóvenes de las sociedades avanzadas, tienen una calidad de vida desconocida para las generaciones anteriores. Han accedido a una educación, sanidad, cultura, deporte, ocio,… y condiciones de vida que permiten hablar de unos altos niveles de bienestar.
Pero tienen un problema desconocido para sus padres: no pueden dejar de ser jóvenes. No pueden acceder a un empleo digno y de calidad que les permita la independencia económica y tampoco a una vivienda que les permita la creación de un núcleo convivencial propio. Todo esto nos coloca en una clara situación de desigualdad con respecto al resto de la población activa, puesto que para adentrarnos en el mercado laboral debemos enfrentarnos a una serie de obstáculos adicionales. La principal desventaja es la falta de experiencia profesional, que nos dificulta tremendamente el acceso a determinados puestos de trabajo. Desde UGT Juventud, consideramos que los problemas fundamentales de los jóvenes trabajadores son la precariedad laboral y la imposibilidad de alcanzar un empleo estable y de calidad.

¿Véis en la educación un complemento un fin o un medio para acceder al mercado laboral?
Por supuesto la educación es el medio fundamental, no sólo para acceder al mercado laboral, sino para adquirir un puesto de trabajo digno. Pero debemos orientar la educación hacia la formación en competencias concretas que nos permitan adquirir los conocimientos necesarios para desarrollar una profesión. Nos encontramos ante situaciones de jóvenes muy bien formados que tienen serias dificultades para encontrar su primer empleo, por ello pensamos que se deben fomentar las prácticas remuneradas en empresas, como vía para adquirir la experiencia que en muchos puestos de trabajo se nos exige.

¿Creéis que el problema de los jóvenes y la falta de empleo es anterior a que se comenzara a hablar de la crisis?
En las últimas décadas, los jóvenes ha sido un colectivo muy castigado por el desempleo y la precariedad laboral. Junto con otros sectores como los inmigrantes y las mujeres, tradicionalmente hemos tenido que superar enormes dificultades para acceder a un puesto de trabajo. Sin embargo esta situación, que viene desarrollándose hace tiempo, se ha reagudizado en el contexto de la crisis económica y financiera en la que vivimos. Los colectivos más desfavorecidos están siendo duramente castigados por la crisis, y un ejemplo claro es el de los jóvenes, cuyas precarias condiciones laborales están favoreciendo el abaratamiento del despido y la explotación laboral. Por otra parte, y de manera preocupante, se está viendo dificultado el acceso al primer empleo, pasando incluso años hasta que se produce el acceso a un puesto de trabajo.

¿Qué soluciones plantean vuestro sindicato para reducir el paro entre los jóvenes?
Los jóvenes de UGT pensamos que la solución al problema pasa por fomentar políticas de empleo cuyo objetivo sea salvar las desigualdades que existen entre los jóvenes y el resto de la población activa, y apara ello lanzamos las siguientes propuestas:
●Facilitar e incentivar tanto en empresas privadas como en la administración pública la contratación indefinida de jóvenes menores de 30 años. Fomentar la contratación de trabajadores jóvenes en sustitución de trabajadores que llegan a su jubilación.
●Impulsar la creación de cooperativas y sociedades laborales constituidas por jóvenes cuyos proyectos puedan tener la consideración de nuevos yacimientos de empleo. Fomentar el espíritu emprendedor, incorporando acciones de promoción de alquiler de locales comerciales para jóvenes con ventajas fiscales.
●Intensificar la difusión de la Formación Profesional como una vía formativa digna, útil y de calidad para el acceso a la vida laboral de los jóvenes. Establecer un acuerdo para el impulso de la contratación de los jóvenes de Garantía Social entre el sector empresarial local. Adecuar el puesto de trabajo a la titulación, categoría profesional y salario para evitar la sobrecualificación.
●Establecer un protocolo de vigilancia para terminar con las diferencias salariales entre la juventud trabajadora y el resto de trabajadores, que en ocasiones pueden alcanzar el 40% del salario.
●Consolidar y aumentar los programas de inserción de los sectores de población juvenil más desfavorecidos en el mercado laboral.
●Integrar a la juventud trabajadora en el proceso de la negociación colectiva como principal instrumento de participación sindical en las empresas. Fortalecer la formación sindical de los jóvenes con especial explicación de sus derechos como trabajador con el objetivo de evitar y combatir los abusos propios de los primeros pasos en el mundo laboral.
●Apuntar a una política de empleo que cumpla con condiciones dignas, protección legal y seguridad social; y que garantice una valiosa experiencia en el campo laboral para los jóvenes.

 

uso

¿Creéis que los jovenes podemos acceder al mercado laboral en condiciones de igualdad?

Está claro que la preparación de los jóvenes no se ve reflejada en la calidad del empleo ni en las condiciones en el acceso al mismo. Preparados y dispuestos, los jóvenes somos víctimas de la precariedad, cuando no directamente de la explotación laboral, en contratos con condiciones que hacen del empleo digno un término casi de ciencia ficción. Los jóvenes solamente podemos acceder al mercado laboral, en igualdad de oportunidades, si cedemos en la igualdad de nuestros derechos o acudiendo a trabajos por debajo de nuestra cualificación, donde nos encontramos infravalorados, infrapagados cuando no somos fulminantemente despedidos. La situación actual lo deja bien claro desde el punto de vista de USO: nuestra generación está sirviendo para alimentar los bolsillos de los empresarios con menos escrúpulos y eso, hay que combatirlo.

¿Véis en la educación. un complemento un fin o un medio para acceder al mercado laboral?
La educación, centrándonos en exclusiva en la formación profesional del individuo, debe de ser la llave que nos permita acceder a la categoría profesional que nos corresponde así como también es indispensable que el trabajador disponga de canales de formación dentro de su empresa para el ascenso dentro de la misma. Creemos desde USO que quedarnos parados en nuestra formación es un error en el que no podemos caer y que siempre es un valor añadido a la hora de aspirar a un puesto. Sabemos que no estar preparados solo nos hace caer en una espiral de precariedad aún mayor, no hay más que ver el alto porcentaje de desempleados no cualificados jóvenes que tenemos en las estadísticas del Observatorio Joven del Empleo o del INAEM.

¿Créeis que el problema de los jovenes y la falta de empleo es anterior a que se comenzara a hablar de la crisis?
Negar la estructuralidad del problema y achacarlo a algo simplemente coyuntural sería de ciegos. Cierto es que en situación de crisis han sido los jóvenes los primeros en irse a la calle, al fin y al cabo tener las condiciones más precarias suele llevar parejo el ser los más baratos de despedir. Desde USO hemos comprobado en nuestras propias carnes el aumento del paro juvenil, que se ha duplicado en apenas un año; por ello, los jóvenes debemos de ser objetivo principal de cualquier plan que desde los gobiernos se lance para combatir esta situación.

¿Qué soluciones plantean vuestro sindicato para reducir el paro entre los jóvenes?
Debe exigirse un plan de creación de empleo a largo plazo, reconstruyendo con dinero público el raquítico tejido productivo español, que dote al país de los recursos económicos necesarios para salir de la crisis y para prevenir otras posteriores. Por ejemplo, España cuenta con cantidad de fábricas de automoción y con excelentes jóvenes informáticos. ¿Dónde están los coches españoles? ¿Dónde están los ordenadores made in Spain? Los españoles sabemos hacer más que arreglar pasos de cebra y construir pisos.
Reconversión industrial y educación, pero no solamente de los jóvenes trabajadores, sino también de los empresarios de todas las edades que son causa principal del problema de la precariedad de nuestra generación. Por ello desde USO también pedimos la reconversión empresarial tan necesaria para extender las posibilidades laborales con las nuevas tecnologías, algo esencial en territorios tan bastos como Aragón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *