Educando en el tiempo libre

Varias son las motivaciones que tienen los jóvenes para formarse como monitores de Tiempo Libre, años atrás, quien se formaba como monitor solía tener un recorrido en el ámbito del tiempo libre que incluía voluntariado, vocación, experiencia e ilusión que llevaban a los jóvenes a obtener dicha cualificación para poder hacer aquello que tantas veces habían visto de mano de sus monitores, animadores… Este perfil se sigue manteniendo si bien ahora el porcentaje de quienes tienen este tipo de motivaciones se ha reducido drásticamente dando paso a otro tipo de perfiles en los grupos de Monitor de Tiempo Libre.

A día de hoy, por diversas causas que podríamos enumerar, las principales motivaciones para hacer el curso ya no tienen tanto que ver con el altruismo de antaño y son principalmente dos, una muy principal que destaca por encima de todas las demás, la formación para la búsqueda de empleo, muchos de aquellos que realizan el curso tienen como principal objetivo o ampliar su currículum o abrirse nuevas posibilidades de empleo que el carné de monitor les otorga; otra de las grandes motivaciones actualmente es el acumular puntos a la hora de hacer oposiciones o créditos de libre elección para las carreras universitarias.

Las motivaciones son particulares y personales, si bien estas son las principales con las que nos encontramos cuando consultamos a quienes vienen a formarse en las Escuelas de Tiempo libre hoy en día.

¿Cuales son los mayores retos a los que se enfrenta la educación en el Tiempo Libre?

  • En esta época de incertidumbre económica en la que nos encontramos, resurge con fuerza la idea de que una buena formación consigue dotar a la persona de mejores posibilidades a la hora de encontrar y conservar un puesto de trabajo, si bien el verdadero reto puede ser que se tome en serio y se tenga en cuenta a los monitores como profesionales formados y cualificados.
  • La importancia que tiene la titulación y la responsabilidad.
  • Conseguir que padres y familiares se impliquen en la educación de sus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *