Departamento de Salud del Gobierno de Aragón: la salud de los jóvenes

En muchos análisis sobre la situación de salud de la población joven se concluye que, en general, este colectivo goza de buena salud, conclusión cierta si medimos la salud con indicadores clásicos de mortalidad y morbilidad respecto a enfermedades bien establecidas.

Sin embargo, teniendo en cuenta un concepto de salud más global, serán los hábitos de vida que se conformen a lo largo de las etapas infantil y adolescente las que irán definiendo los propios hábitos de los jóvenes, hábitos que actuarán como factores determinantes de salud y enfermedad durante la etapa juvenil y la vida adulta.

Contemplar la salud como elemento clave en el desarrollo personal, exige informarse adecuadamente sobre aspectos como la sexualidad, la nutrición, el bienestar emocional, el uso de drogas o la gestión de los riesgos, pero también adquirir las suficientes habilidades para la vida, como las relaciones interpersonales, la asertividad, la autoestima, el conocimiento de uno mismo, la capacidad para la toma de decisiones, la tolerancia o las habilidades en la comunicación.

Por encima de los tópicos, que tienden a identificar la edad juvenil con los estereotipos más al uso (consumos de alcohol y drogas, fiesta o violencia), la juventud es enormemente diversa y con múltiples facetas en sus gustos y actividades.

Esa variabilidad en los intereses, actitudes y ocupaciones de los jóvenes constituye uno de sus mejores activos y debe ser reconocida por las diferentes instituciones que trabajan en promoción de la salud. Solamente desde este enfoque puede contribuirse a orientar los hábitos de la juventud hacia una perspectiva saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *