Otra economía es posible

El actual sistema económico está en crisis y, por ende, nosotros estamos en crisis. Hace ya unos años que nos hemos instalado en un escenario en el que aumenta el desempleo y se extiende la pobreza y la miseria: alrededor de una cuarta parte de la población se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social. Sobran empresas y sobran trabajadores, de modo que tenemos em-presas sin producir y trabajadores sin trabajar.

No se puede decir que en este tiempo se haya caído el capitalismo, si bien la profunda crisis lo ha hecho tambalear. Es un gigante demasiado grande para caer. Lo que está claro es quién ha pagado y sigue pagando los platos rotos de la crisis: familias desahuciadas, parados de edad avanzada y jubilados, jóvenes obligados a marcharse de su país, inmigrantes con contratos precarios, mujeres con dificultad para conciliar su vida familiar, pequeños y falsos autónomos…

Sigue leyendo